Cámara Nacional del Maíz Industrializado

13 febrero, 2017

Industriales piden a la banca contener tasas

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 10:24 am

Los industriales han enfrentado un sustancial incremento en sus costos de producción y el aumento en las tasas de interés por parte del banco central encarece el financiamiento de sus proyectos de inversión, lo que agrega una presión más al sector y lo pone en una situación muy difícil.

Por ello, a través de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), hicieron un llamado a la banca de desarrollo y comercial para evitar alzas elevadas en las tasas de interés. “Los industriales de Concamin consideramos que, en condiciones como ésta, la banca comercial y de desarrollo pueden y deben jugar un papel relevante a favor de las empresas generadoras de riqueza, empleos y oportunidades para el desarrollo del país”, señaló Manuel Herrera Vega, presidente de la confederación.

Detalló que el aumento de 50 puntos que aplicó el Banxico a la tasa de referencia elevará el costo de dinero para el sector financiero y los usuarios del crédito bancario, agregando una presión adicional a las empresas que contrataron financiamiento a tasa de interés variable y complicando el fondeo de los planes de inversión de aquellas unidades industriales que estaban por acudir a la banca en busca de recursos para ampliar o modernizar sus operaciones o cubrir sus necesidades de capital de trabajo.

Ante esta situación la Concamin hizo un llamado para que la banca de desarrollo intensifique su atención a los problemas que impiden a numerosas empresas obtener créditos en condiciones competitivas.

A la banca comercial, le solicitaron hacer un esfuerzo para no elevar el costo del financiamiento a las empresas micro, pequeñas y medianas que han cubierto en tiempo y forma sus compromisos crediticios y en caso de ser necesario, que el aumento en tasas no superen el aplicado por Banxico.

Para Luis Foncerrada, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEES), dado que se espera que la tasa de referencia siga subiendo, es importante que el sistema financiero haga un esfuerzo para no trasladar todo este incremento a las tasas pasivas.

Indicó que si bien la banca tiene espacio para asimilar parte del incremento, el Poder Judicial puede tener un papel importante.
Esto, porque se requiere una mejoría en la ejecución de garantías de los créditos, con procesos rápidos y sin corrupción, lo que le da certidumbre a la recuperación de cartera y eso contribuye a disminuir el costo del financiamiento.

Por su parte, la Concamin generará un observatorio para vigilar el incremento de las tasas de interés y controlar las variaciones, para lo cual ya se tuvieron pláticas con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. 

“Reiteramos nuestra disposición para evitar incrementos injustificados de precios y confirmamos nuestro interés por mantener, en la medida de lo posible, el empleo y la inversión que requiere nuestro país, especialmente ahora”, indicó Herrera.

Leticia Hernández, El Financiero
http://www.elfinanciero.com.mx/economia/piden-a-banca-los-industriales-contener-tasas.HTML

 

10 febrero, 2017

El dólar fuerte y la sobreproducción acentúan el declive del agro en EE.UU.

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 11:35 am

El cinturón agrícola de Estados Unidos se encamina a marcar un nuevo hito: pronto habrá menos de dos millones de haciendas en el país por primera vez desde que los pioneros colonizaron el oeste tras la compra de Luisiana.

Un declive de varios años en los precios del maíz, el trigo y otras materias primas agrícolas como consecuencia de un exceso mundial de granos ha obligado a muchos agricultores a endeudarse. Algunos están abandonando la actividad, generando temores de que se produzca la mayor ola de cierres de haciendas desde los años 80.

La participación estadounidense en el mercado global de granos es menos de la mitad que el nivel que tenía en los años 70. El Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) proyecta que una caída de 9% en los ingresos de los agricultores del país en 2017, el cuarto declive anual consecutivo en lo que constituye el mayor bajón del sector desde la Gran Depresión de los años 30.

“Uno ahorra en esto y lo otro y de repente ya no queda de dónde ahorrar”, cuenta Craig Scott, un agricultor de quinta generación de esta localidad de Kansas.

Desde el frente de la casa de su padre, el agricultor de 56 años puede ver el ventoso lugar donde estaba la vivienda de adobe de sus bisabuelos en 1902, cuando plantaron la primera de las cerca de 500 hectáreas en la que la familia cultiva hoy alfalfa, sorgo y trigo. Pero incluso después de haber tenido una de las mejores cosechas de trigo el año pasado, gracias a la lluvia abundante y un invierno benigno, Scott no está seguro de poder mantener el negocio a flote.

Los costos de las semillas, el fertilizante y el equipamiento han subido tanto y los precios de los granos han bajado tanto que de todas maneras perdió más de US$300 por hectárea. Ante el temor de una nueva pérdida, Scott optó por no plantar cerca de 70 hectáreas de trigo de invierno, o casi un tercio de la superficie habitual. No es un caso aislado. Los agricultores estadounidenses plantaron en esta temporada la menor área de trigo de invierno en más de un siglo.

“Ya nadie sólo cultiva granos”, lamenta Deb Stout, cuyos hijos Mason y Spencer se dedican a la hacienda de la familia, de unas 800 hectáreas, en Sterling, Kansas, a unos 190 kilómetros de Ransom. Spencer también trabaja como mecánico mientras que Mason es un cartero sustituto. “Contar con un empleo adicional parece ser la única forma de lograrlo”, dice.

Stout y su esposo ya se presentaron en bancarrota protectiva en el pasado. Los agricultores de la zona de Sterling registraron una pérdida promedio de US$6.400 en 2015, el último año del cual hay cifras disponibles, después de una ganancia de US$80.800 el año anterior, según la Kansas Farm Management Association.

Aunque la agricultura siempre ha sido un negocio marcado por los ciclos de auge y caída, hoy los vaivenes son más pronunciados y menos predecibles gracias a la internacionalización de la economía agrícola, donde más países exportan alimentos y nutren a sus respectivas poblaciones.

La participación de los agricultores estadounidenses en el comercio mundial de granos ha caído de 65% a mediados de los años 70 a 30% en la actualidad, disminuyendo su influencia sobre los precios. La presencia de más productores y compradores en todo el mundo también significa que el mercado es más susceptible a interrupciones como el clima, la hambruna o una crisis política.

Hace algunos años, la variación de los precios del maíz entre un año y otro no superaba US$1 por bushel. Desde 2006 en adelante, sin embargo, han subido y bajado más de US$4 por bushel.

Una década atrás, el auge del biocombustible en EE.UU. y de la clase media de China elevó los precios de cultivos como el maíz y la soya. Muchos agricultores de EE.UU. gastaron las ganancias de la época de vacas gordas comprando tierras y maquinaria de medio millón de dólares.

El auge también incentivó un alza de la producción en otros países. Los agricultores de todo el mundo cultivaron unas 73 millones de nuevas hectáreas en los últimos 10 años. Los menores costos de producción, la cercanía a los mercados de crecimiento más acelerado y una mejora de la infraestructura les otorgó una ventaja a los agricultores de otros países.

La producción de maíz y trigo nunca ha sido mayor, pero jamás se había almacenado tanto grano.

Rusia pasó en los últimos 25 años de ser el mayor importador de trigo al mayor exportador, señala Dan Basse, presidente de la firma de investigación agrícola AgResource Co. Los productores rusos plantaron más trigo el año pasado para aprovechar el alza del dólar frente a un sinnúmero de monedas. Eso incentiva a los rusos a exportar la mayor cantidad de trigo posible para obtener dólares, que luego convierten en cerca del doble de los rublos que recibían hace tres años.

El dólar fuerte también abarata las exportaciones de los agricultores de otros países. “Mientras el dólar se mantenga fuerte, los agricultores estadounidenses están en desventaja”, reconoce Basse. “Es un desangramiento lento, no un corte directo a la yugular”.

El gobierno de Barack Obama acusó a China el año pasado de subsidiar en forma desleal la producción de trigo y limitar las importaciones de granos en desmedro de los agricultores estadounidenses. El USDA informó en octubre que proveería más de US$7.000 millones en ayuda financiera a los agricultores a sortear el bajón.

Las exportaciones de trigo de EE.UU. durante la última temporada fueron las más bajas en casi medio siglo, aunque el gobierno proyecta un alza este año. Basse sostiene que dentro de cinco años exportar trigo no será económicamente viable para los agricultores estadounidenses.

Los economistas no prevén que el actual bajón alcance la severidad de la crisis de los años 80, cuando los precios de los granos se derrumbaron después de un alza de una década que llevó a los agricultores a expandirse, acumulando deuda. Los valores de las tierras agrícolas se desplomaron y las tasas de interés se dispararon. Muchos agricultores y bancos terminaron en la quiebra.

Se espera que ahora, sin embargo, los precios de las tierras se mantengan más estables. Los ingresos de los agricultores alcanzaron niveles récord en 2013, dejando a una buena cantidad con mucho efectivo en sus bolsillos. Las tasas de interés siguen en mínimos históricos. Aunque se prevé que la relación deuda-activos de los agricultores suba en 2017 por quinto año consecutivo, sigue cerca de mínimos históricos.

Los costos de insumos como el fertilizante han descendido y los economistas proyectan una mayor presión sobre los precios de las semillas y las tarifas de alquiler de tierra. La situación podría mejorar si el mal clima reduce las cosechas, lo que estimularía la demanda del suministro excedente de EE.UU. Además, pocas comunidades rurales dependen hoy de la agricultura para su sustento económico, lo que las protege del mal momento que atraviesa el sector.

Para algunos, es una oportunidad. Los agricultores con poca deuda y suficiente escala para aprovechar las cosechas récord del año pasado podrían estar en condición de alquilar o comprar los terrenos de sus vecinos más atribulados.

Lee Scheufler, de 65 años, ha multiplicado casi en 10 el tamaño de su hacienda en Sterling con el correr de los años, tras comenzar con unas 240 hectáreas hace cuatro décadas. Luego de haber ahorrado durante la época de bonanza, acaba de comprar y arrendar tierra de alta calidad para reemplazar algunos de sus activos más débiles.

“Tratamos de estar preparados para cuando ocurra lo inevitable”, dice Scheufler y agrega que algún día le gustaría pasale sus tierras a un agricultor más joven que recién esté dando sus primeros pasos, como un vecino lo hizo con él.

Una fría tarde de octubre, Scheufler condujo su cosechadora por el primer campo que compró. La máquina pasó por hileras de soya dorada. Un halcón seguía de cerca la cosechadora en busca de algún ratón mientras Scheufler recordaba los nombres de los agricultores cuyas tierras había adquirido: Ted Hartwick, los Matthews, los Profits, su padre. “Cada propiedad tiene su propia historia”, explica.

A fines de los años 70, se unió a una manifestación de miles de agricultores en Washington que le pedían al gobierno que abordara el problema de los bajos precios de los granos y los cierres de haciendas. Mientras algunos conducían sus tractores por la capital, su grupo tocaba una campana cada cinco minutos para simbolizar el ritmo al que cerraban las fincas agrícolas. Este año, se ha acordado a menudo de esa época.

“La posibilidad de una gran crisis es real”, asevera. “Si las cosas siguen como ahora, todavía no hemos visto nada”.

En Ransom, Scott ha recurrido a la ayuda del gobierno para contar con un ingreso estable. Colocó casi 70 hectáreas en un programa de conservación del gobierno que les paga a los agricultores para plantar pasto en lugar de cultivos. Parecía la única opción a su disposición luego de gastar cerca de US$6,50 por bushel en semillas, fertilizante, combustible y pesticidas para plantar trigo el año pasado y ganar apenas US$2,90 por bushel.

Otros agricultores han tirado la toalla. Scott se graduó de la secundaria de Ransom hace casi cuatro décadas en una clase en la que había 28 estudiantes, la mayoría de ellos hijos de agricultores. Este año se graduarán sólo nueve alumnos. “Las plantaciones se expandieron para ser más eficientes, pero hicieron que estos pueblos murieran en cámara lenta”, dice Scott.

La cafetería Loaves n’ Fishes, en Ransom, apenas generó una ganancia el año pasado, cuenta su propietario, Monty Roth, quien advierte que podría cerrarla este año si no repuntan las ventas. El petróleo, el otro negocio importante de Ransom, ha sido afectado por la caída de los precios desde fines de 2014. La mayoría de los trabajadores del sector se han ido de la ciudad.

En Great Bend, a unos 130 kilómetros de Ransom, Les Hopkins acaba de vender su concesionario de John Deere luego de que las ventas prácticamente se paralizaron. Los agricultores que financiaron las compras de maquinaria le deben unos US$100.000. “El dinero se fue”, admite.

Los banqueros dicen que muchos agricultores están gastando sus ahorros para mantenerse a flote y prevén que algunos opten por jubilarse en lugar de seguir perdiendo dinero. Los agricultores jóvenes que carecen de grandes ahorros son vulnerables, al igual que los cultivadores de mayor envergadura que se endeudaron con el fin de expandirse. Algunos sellaron arriendos de varios años a alquileres muy altos.

El motor del tractor de David Radenberg dejó de funcionar el año pasado mientras sembraba trigo en la granja de su familia de casi 1.000 hectáreas en Claflin, a unos 145 kilómetros de Ransom. No tenía dinero para arreglarlo.

“Te dan ganas de llorar cuando te enteras de cuánto cuesta”, dice. Decidió vender el tractor por US$10.500 y usar un modelo más antiguo. Si los precios de los granos siguen bajos, podría vender la hacienda. Después de 30 años, esta cosecha podría ser la última. “¿Consigo un trabajo en Wal-Mart saludando a la gente o en el taller de mecánica?”, pregunta.

Jesse Newman y Patrick McGroarty, El Norte

 

Serían productores de EU buenos aliados

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 11:26 am

Serán los mismos agricultores estadounidenses los mejores aliados de los productores mexicanos durante la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC).

Representes del sector agropecuario en México aseguraron que son quienes de verdad entienden el comercio agroalimentario entre ambos países, pese a las opiniones de Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

“Vamos a trabajar para arreglar el problema con los productores, que son los que sí entienden el problema agroalimentario. Tal vez a nivel macro, el Gobierno norteamericano, principalmente el presidente Trump, lo ve de otra manera, pero los que entienden el problema del sector agroalimentario son los productores.

“Saben que no se pueden pelear con México y que no les conviene cerrar las fronteras porque se les acabaría la venta a nuestro País, que es gigantesca”, explicó José Cacho, director general de Minsa.

Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), coincidió en que la relación entre productores es sólida, lo que dista de las declaraciones de Donald Trump.

Destacó que el sector agropecuario podría ser un elemento que facilite las negociaciones en el TLC, porque gran parte de las personas que apoyaron al ahora presidente de Estados Unidos son productores de maíz, de pasta de soya, de carne de cerdo, entre otros, y su mercado principal es México, por ello, están a favor de dicho tratado.

“Ese contacto ya está desde hace muchos años, productor con productor, y no hay ningún exportador mexicano que no tenga un socio americano, sea distribuidor, inversionista, entonces, aquí realmente los productores estamos alineados, no tenemos problemas; los problemas son de la visión del presidente Donald a nuestro País”, refirió De la Vega.

Cacho destacó que la dependencia que tienen ambas naciones es lo que provoca que se tenga una relación estrecha y de conveniencia comercial.

“La dependencia que tienen los productores norteamericanos de nosotros es enorme, a ellos no les conviene meterse en un problema con México, al final de cuentas el 30 por ciento de las exportaciones de granos de maíz de Estados Unidos vienen a México, si cierran este mercado ¿a dónde van a mandar ese volumen?

“Estamos hablando de 12 millones de toneladas al año, es un monto de maíz que tampoco van a voltear y colocarlo en otro lugar porque la demanda en otros países no va a aumentar”, detalló Cacho.

Socios comerciales

La relación agropecuaria entre México y Estados Unidos es bastante estrecha, lo que crea una dependencia comercial entre ambas naciones.

92% de la soya consumida en el País se compra en EU.

99% de las exportaciones de tomate rojo son para EU.

85% del maíz palomero de México proviene de EU.

90% de las ventas de carne y despojos de res llegan a EU.

Fuente: Con datos de SIAP/USSEC/Mexican Beef/SIAVI

Frida Andrade, Reforma

 

Si EU deja el TLC, Canadá se queda con México: embajador

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 11:09 am

l embajador de Canadá en México, Pierre Alarie, aseguró que en caso de que Estados Unidos deje el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), su país mantendrá el acuerdo con México y se volvería una relación bilateral.

Señaló que aunque la relación comercial de Canadá es más importante con Estados Unidos, afirmó que “somos amigos y somos socios de México; es un socio muy importante, estamos aquí para repetirlo, no vamos a dejarlo de lado”.

“Tenemos un tratado de libre comercio, pero si –Estados Unidos- se va, el TLC se vuelve de dos con México”, enfatizó el funcionario canadiense en entrevista para Despierta con Loret.

Aseguró que el TLC no está muerto, pues el contacto de los funcionarios canadienses con secretarios de México sigue vigente es y es muy constante. Tras reiterar la intención de Canadá de revisar, modernizar y mejorar el tratado comercial, enfatizó que sus representantes mantienen comunicación frecuente con México respecto al tema comercial.

Respecto al asunto de la migración, Pierre Alarie señaló que Canadá está abierto a recibir a los migrantes que sean calificados para entrar, dado que cada año recibe hasta 300 mil nuevos migrantes, aunque aclaró que “tenemos un sistema muy riguroso de entrevista pero estamos preparados para ver lo que va a pasar con eso de la migración”.

Sostuvo que Canadá es un país de derechos humanos, que respeta a países vecinos y a sus socios comerciales, por lo que llamó a “tomarse el tiempo y hacer las cosas bien” en esta coyuntura.

Notimex, La Crónica de Hoy

http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1009441.HTML

 

Juez declara inconstitucional etiquetado de productos diseñado por la Cofepris

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 10:01 am

Un juez federal declaró inconstitucional el sistema de etiquetado de alimentos y bebidas utilizado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), por considerar que no proporciona información veraz con respecto a la cantidad real de azúcar que contienen los productos.

Al resolver el amparo 1440/2015, el juez Fernando Silva García, titular del juzgado octavo de distrito en materia administrativa en la Ciudad de México, consideró que el sistema de etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas diseñado por Cofepris y por la Secretaría de Economía es contrario a la ley.

Lo anterior debido a que contraviene el derecho fundamental de los consumidores a ser informados de forma comprensible, visible y veraz sobre los productos que ponen en riesgo la salud, al demostrarse que el mencionado etiquetado es impreciso y en consecuencia impide conocer la cantidad real de azúcar que contienen los productos en perjuicio del consumidor.

En la sentencia se interpretó que el derecho fundamental a la salud de los consumidores tiene una eficacia reforzada ante el contexto social de emergencia causado por la epidemia de diabetes y obesidad que vive el país, que de acuerdo con cifras oficiales genera 90 mil decesos al año y por ello es la principal causa de muerte en mexicanos.

Por un lado, el juzgador federal destacó que el sistema normativo de etiquetado de Cofepris no permite al consumidor identificar cuánta azúcar dañina para la salud contiene un producto, ya que en las etiquetas únicamente se muestran los llamados azúcares totales, de modo que dicho concepto tiende a ocultar el porcentaje del azúcar perjudicial que contiene un producto.

Por otro lado, la autoridad destacó que el reglamento reclamado y el sistema de etiquetado de Cofepris parte de la premisa errónea de que la dieta diaria saludable tolera hasta 3 mil 600 calorías, cuando la Organización Mundial de la Salud y la Secretaría de Salud han establecido que la dieta diaria saludable tolera sólo un máximo de 2 mil calorías.

Por tanto, el juez en la sentencia de amparo ordenó que la Cofepris y la Secretaría de Economía modifiquen el sistema de etiquetado frontal de alimentos para que en éste se distinga en forma clara la cantidad específica de azúcares añadidos que podrían resultar dañinos para la salud del consumidor.

Fernando Camacho Servín, La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2017/02/10/sociedad/036n1soc

 

Siguió encareciéndose el precio de la tortilla en febrero hasta $13.70 el kilo

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 9:52 am

La tortilla siguió subiendo de precio durante febrero, de acuerdo con el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM) de la Secretaría de Economía.

El promedio nacional llegó a 13.70 pesos por kilo, lo que implica 50 centavos o 3.78 por ciento más respecto al registro del 20 de enero, y hasta 88 centavos o 6.86 por ciento por encima del precio de 12.82 pesos que tenía al comenzar el año.

Hay ciudades donde se encareció más de un peso sólo entre los últimos días de enero y los primeros de febrero. Es el caso de la Ciudad de México, ya que el alimento pasó de 11.49 a 12.58 pesos por kilo; en Tepic subió de 15 a 16 pesos; en Tuxtla de 13 a 14 pesos; en Ciudad Obregón de 16.67 a 17.67 pesos y en Irapuato subió dos pesos, de 11.50 a 13.50 pesos, todos en precios promedio.

En otras ciudades el aumento ha sido de entre 20 y 60 centavos en los últimos días, como ocurrió en Guadalajara y zona metropolitana, Oaxaca, Querétaro, Cancún y Nuevo Laredo.

En cuanto a precios máximos, los monitoreos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) indican que la tortilla se vende a 20 pesos en Hermosillo, 19 en Mexicali y 14 en la Ciudad de México, ésta última considerada determinante en los precios del resto del país por el volumen de ventas de alimentos.

Desde que el precio del principal alimento de los mexicanos comenzó a encarecerse a raíz del gasolinazo, la Profeco ha enviado 15 mil requerimientos de información a tortillerías de todo el país para analizar su estructura de costos, y hasta mediados de enero sancionó a 450 negocios de este tipo de mil 500 que verificó por cometer diversas irregularidades o violaciones contra la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), como vender kilos incompletos, no exhibir precios o tener mal calibradas sus básculas, pero hasta ahora no ha impuesto ninguna sanción o clausura por aumentos injustificados.

La Secretaría de Economía (SE) aseveró en su momento que el incremento en el precio del diésel no debería tener un impacto más arriba de 5 centavos por kilo en el precio de la tortilla, y el titular de la Profeco, Ernesto Nemer, ha insistido en que el aumento en los precios de la tortilla o de otros alimentos no se ha dado de manera generalizada y sólo se registran algunos picos hasta de un peso en ciertas ciudades, pero la misma información recabada por la dependencia indica que los aumentos han sido de mayor monto en lo que va del año e incluso en los últimos días.

Susana González, La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2017/02/10/economia/021n3eco

 

8 febrero, 2017

Sagarpa ya busca nuevos mercados

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 10:32 am

A partir de esta semana, la Secretaría de Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) arrancó con la búsqueda de “nuevos horizontes” que permitan a los productores nacionales diversificar sus exportaciones e importaciones, de tal manera que se consolide el intercambio comercial.

Para ello, a partir de esta semana representantes de México acudirán a Brasil para analizar el mercado de soya, del que nuestro país no es autosuficiente, y también estarán en Rusia, quien ha ofrecido comprar 300,000 toneladas de carne.

De acuerdo con el titular de Sagarpa, José Calzada Rovirosa, “tenemos que buscar nuevos horizontes. Tenemos que salir, precisamente, a diversificar y a defender los derechos de nuestros agremiados, de nuestra gente, de nuestros productores”.

Cabe recordar que recientemente los productores establecieron contacto con China, asimismo con Argentina y Chile, y en el caso de Europa expusieron los productos mexicanos en Alemania.

“Platicamos con el ministro de Agricultura de Rusia, de India, de Alemania y de China y abren las puertas de sus mercados y, también, expresan la simpatía con un país como México que ha sabido siempre ser amigo”, explicó Calzada Rovirosa.

En tanto, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, confirmó que estarán dentro de la búsqueda de mercados, no sólo Brasil, también Argentina, porque se trata de colocar productos, pero también de identificar los países que proveer al mercado nacional. “La diversificación puede darse en Sudamérica, Asía, China, en donde podemos mandar más berries, tequila y cerveza”.

Por otro lado, Brasil, Argentina y Ucrania pueden ser países que ayuden a compensar las importaciones de granos (maíz, soya y trigo) que requiere México, en caso de que no vengan de Estados Unidos, con ello podríamos resolver rápidamente.

“Es una fortaleza exportar 80% de los productos a Estados Unidos, pero también es una debilidad; de ahí que veamos que la diversificación debe darse, los productos de alto valor agregado pueden transportarse en avión como se está haciendo en el caso de las berries y el aguacate; vemos que tenemos posibilidades de diversificarnos y dejar hasta 45% las exportaciones Estados Unidos, para no ser tan dependientes”, concluyó.

MARÍA DEL PILAR MARTÍNEZ, El Economista

http://eleconomista.com.mx/industrias/2017/02/08/sagarpa-ya-busca-nuevos-mercados

http://eleconomista.com.mx/industrias/2017/02/08/sagarpa-ya-busca-nuevos-mercados

Pese a suspensión, Monsanto aún siembra soya transgénica: ONG

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 10:05 am

Pese a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación suspendió hace dos años los permisos para sembrar soya transgénica en Campeche, la empresa Monsanto ha seguido cosechando y vendiendo ese producto, sin que las autoridades hagan algo para impedirlo, denunció Luis Arturo Carrillo, integrante de la organización civil MA OGM.

Además, aseguró, han ocurrido varias irregularidades en el proceso de consulta que el máximo tribunal del país ordenó realizar en la región para definir si las comunidades aprueban las semillas modificadas, añadió el activista.

En charla con La Jornada, Carrillo advirtió que la consulta ha sido impulsada por la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), que mantienen una posición abiertamente favorable a los cultivos transgénicos.

“No son imparciales; están actuando como juez y parte y quisieron hacer un proceso fast track, pero ese intento no prosperó, pues las comunidades se organizaron para denunciar que la consulta no ha sido previa ni informada ni de buena fe.” Además, el 28 de enero representantes de Senasica y la Cibiogem ofrecieron un reporte de la observación de las semillas transgénicas, pero no incluyeron la información solicitada por los pobladores, no tiene fecha ni número de oficio y tampoco están firmados, indicó.

Fernando Camacho Servín, La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2017/02/08/sociedad/038n1soc

 

El Senado no puede permanecer pasivo ante la próxima renegociación del TLCAN

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 10:00 am

Legisladores de PAN y PVEM demandaron que el Senado participe activamente en la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), mediante un ‘‘cuarto de junto’’ de carácter parlamentario, con el propósito de que se dé seguimiento preciso y continuo al eventual proceso de renegociación del acuerdo.

En conferencia de prensa, los senadores panistas Gabriela Cuevas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores; Héctor Flores, titular de la Comisión de la Frontera Norte; Juan Carlos Romero Hicks, de la Comisión de Educación, así como Roberto Gil y el pevemista Gerardo Flores, advirtieron que el Senado no puede permanecer como observador pasivo.

Resaltaron que, de acuerdo con la Constitución, el Senado es la cámara encargada del análisis de la política exterior, pero también de la ratificación de los tratados internacionales y, por supuesto, insistieron, en este caso ‘‘consideramos que no debemos esperar únicamente a que el TLCAN nos llegue ya negociado y firmado’’.

En tanto, Gerardo Noriega Altamirano, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Chapingo, señaló que el acuerdo propuesto por el gobierno para hacer frente a las amenazas de Estados Unidos de salir del TLCAN, es sólo un ‘‘conjunto de buenas intenciones’’. Lo que necesita el país son estrategias para ayudar a los productores que abastecen al mercado interno y de esa forma superar la dependencia alimentaria que padece México, dijo.

Propuso una serie de acciones para reactivar al campo nacional estimulando a los pequeños y medianos productores, quienes generan más de 40 por ciento de los alimentos que se consumen en el país, y 57 por ciento de los empleos en el sector primario. Entre otras acciones planteó promover la milpa, el traspatio y la agricultura orgánica, incrementar el presupuesto de los organismos promotores del desarrollo rural y reforzar el mercado interno del país.

Víctor Ballinas, Andrea Becerril y Fernando Camacho, La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2017/02/08/politica/006n1pol

 

La gran ventaja que tiene México sobre EU le quitará las ganas de construir un muro

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 9:50 am

Recientemente, Sean Psicer, portavoz de la Casa Blanca, anunció que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, planea imponer un Impuesto de Ajuste Fronterizo de 20 por ciento a las importaciones, con el que México, en particular, pagaría el muro.

Los dos países saldrían perdiendo, si nos van a poner un impuesto de ese tamaño para nuestras exportaciones nos van a lastimar, lo cual generará que nosotros también los lastimemos a ellos. Para estos momentos ya se ha visto quién podría ser nuestro proveedor en el sector agropecuario y lo más importante es que son países hermanos nuestros: Brasil y Argentina.

“El sector agropecuario mexicano exporta 26 mil millones de dólares y ellos a su vez nos exportan 24 mil millones de dólares, lo cual evidencia que estamos muy parejos. Cabe resaltar que 2 de cada 3 verduras y hortalizas que consume la sociedad americana provienen de México, y también una de cada 3 frutas”, dijo Benjamín Grayeb Ruíz.

En entrevista para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, Grayeb explicó que la ventaja competitiva que tiene México ante Estados Unidos, es que nuestro país le exporta productos frescos, como aguacates, jitomates, chiles, pimientos, mientras que México importa del comercio estadounidense productos como maíz, soya, arroz, carne de cerdo y de pollo congelada.

Los 10 principales productos del campo que nos mandan los americanos no son frescos, lo cual es una ventaja porque los podemos traer de cualquier parte del mundo, inclusive si se hicieran en la luna, alcanzarían a llegar a México sin ningún problema. (…) Ellos nos exportan más de 2 mil millones de dólares de soya, maíz amarillo, algodón, carne de cerdo, arroz, carne de pollo, o sea, si se meten en una guerra de aranceles, es una guerra en la que nadie ganará, también ellos se van a ver seriamente afectados.

“Si nos pone un arancel y no hay otro país que pueda surtirle para abastecer de productos a su sociedad, quienes lo van a pagar serán sus propios consumidores, su gente. El señor (Donald Trump) será un gran empresario, pero ha demostrado no tener mucha inteligencia”, resaltó Benjamín Grayeb, quien el jueves pasado concluyó su gestión como presidente del CNA, estafeta que entregó a Bosco de la Vega.

Frente al problema plantado por productos en los que México no es autosuficiente, el también expresidente de la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Aguacate de Michoacán, comentó que se establecieron planes y objetivos a mediano y largo plazo para atender esta problemática.

Sector agropecuario con superávit

Durante la 33 Asamblea General Ordinaria del CNA realizada el pasado 2 de febrero, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció que por segunda ocasión (2015 y 2016) se logró un superávit en las exportaciones en la balanza comercial agroalimentaria, lo que no ocurría desde hace más de 20 años. Al respecto, Benjamín Grayeb aclaró estas cifras.

El presidente de la República es muy cauteloso con las cifras, pero es hasta hace 20 años que se empezaron a hacer mediciones en las que él se basa, pero los empresarios que tenemos más de 50 años en la agricultura, sabemos que ese superávit no lo habíamos tenido desde los tiempos de Don Porfirio”.

El crecimiento del sector agropecuario se logró gracias a que el Ejecutivo Federal amplió el mercado. “En los últimos 20 años, México solo había logrado meter a China dos productos: aguacates y uvas. Ahora, en 3 años hemos metido 15 productos del campo mexicano en China; ya nos abrió el mercado árabe, ruso y algunos otros (…) Las exportaciones agroalimentarias han superado a las divisas generadas por el turismo, petróleo y las remesas”, concluyó Grayeb.

Redacción, Excélsior

http://www.dineroenimagen.com/2017-02-07/83309

 

« Página anteriorPágina siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.