Cámara Nacional del Maíz Industrializado

28 septiembre, 2016

En el presupuesto para el campo se ha dejado de lado el apoyo a la producción

Filed under: Noticias — cnmaiz @ 9:03 am

El monto de 304 mil 750 millones de pesos que se prevé asignar en 2017 al Programa Especial Concurrente (PEC) para el desarrollo rural 2017 es similar, en términos reales, al de 2009, lo que traería consigo una reducción en rubros involucrados con la competitividad y la productividad, establece un análisis realizado por la Iniciativa Valor al Campesino.

Señala que de acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), seis de cada 10 pesos invertidos en el PEC corresponden a rubros sociales, y 3.6 pesos se aplicarán en apoyo a la producción, es decir, para infraestructura, competitividad, materia financiera y medio ambiente.

“A través de los años, los apoyos de carácter social fueron adquiriendo mayor importancia y los apoyos productivos fueron disminuyendo, incluso el presupuesto programado para arespaldar las actividades productivas el próximo año es menor al aprobado por la Cámara de Diputados en 2003, año en que se creó el PEC tras la aprobación de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, expuso la agrupación.

En el caso de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), apunta que su estructura programática ha sido modificada en años recientes, pero sólo se han reagrupado componentes, sin que cambie la forma de operar, por lo que no hay una coordinación de las acciones ni tampoco se identifica con precisión a la población objetivo.

Dicha situación conlleva a que la cobertura de varios componentes, como los programas Arráigate, El campo en nuestras manos, el Fondo para el Apoyo a proyectos productivos en núcleos agrarios, Conservación y uso sustentable de suelo y agua, Proyecto estratégico de desarrollo de las zonas áridas y Proyecto estratégico para la seguridad alimentaria tengan una cobertura marginal.

“Se requerirían más de 100 años para que atendiera a toda su población objetivo –que van de 2 a 8 millones de personas–, siempre y cuando cada año no se repitieran los beneficiarios del año anterior”.

Para el próximo año Sagarpa vuelve a realizar cambios: fusionó los programas de Productividad rural y de Apoyo a pequeños productores; eliminó dos componentes a de Fomento agrícola; dos al de Fomento ganadero, y uno al de Productividad y competitividad agroalimentaria.

Además modificó los nombres de 11 programas; fusionó en uno solo los relacionados con Proagro productivo; pasó de dos a cinco el de Sanidad e inocuidad agroalimentaria, y creó el componente Energías renovables dentro del programa Fomento agrícola.

Además, al programa de concurrencia con las entidades federativas ya no se le designó presupuesto para 2017, el cual tuvo un crecimiento sostenido de 2003 a 2008, y alcanzó sus mejores asignaciones entre este último año y 2011. Las entidades más favorecidas con asignaciones fueron estado de México, Veracruz, Chiapas, Oaxaca, Jalisco, Puebla, Michoacán, Guanajuato y Sinaloa.

Organizaciones del Movimiento El Campo es de Todos asentaron que la propuesta de PEC 2017 representa sólo 6 por ciento del presupuesto, la cifra más baja de los pasados seis años, pero la reducción no implica una recomposición en la distribución, pues la Sagarpa sigue favoreciendo a los grandes productores y disminuye los apoyos a los pequeños. Es un gasto regresivo, ya que también se disminuye la atención a la población indígena, indica el estudio.

Matilde Pérez U., La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2016/09/28/politica/013n2pol

 

Anuncio publicitario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: