Cámara Nacional del Maíz Industrializado

marzo 29, 2010

Sólo 45% del paquete tecnológico del INIFAP es utilizado para la siembra del maíz en Puebla

Archivado en: Noticias — cnmaiz @ 3:42 pm

Sólo 45 por ciento del paquete tecnológico recomendado por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) para el cultivo del maíz es usado por los campesinos de los valles centrales del estado de Puebla.

Lo anterior es de acuerdo con los resultados preliminares de la investigación denominada “Transferencia de tecnología para mejorar el manejo de maíz y los rendimientos por hectárea”, y se debe a que la propuesta que hace el organismo federal no toma en cuenta las condiciones socio–económicas en las que los productores agrícolas siembran este grano, el cual abarca 60 por ciento del total de la superficie cultivada en la entidad.

Los responsables del proyecto –financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)– y académicos de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) y Colegio de Posgraduados, Miguel Ángel Damián Huato y Benito Ramírez Valverde, respectivamente, señalaron que el planteamiento del INIFAP es fomentar el uso indiscriminado de insumos agrícolas, como semillas híbridas, fertilizantes y herbicidas, los cuales, además de perjudicar al medio ambiente, ocasionan mayores costos para los campesinos.

En cambio, indicaron, pese a que 75 por ciento del total de los productores agrícolas utiliza técnicas tradicionales, por ser más productivas, baratas y sustentables, como el empleo de semilla criolla, la asociación y rotación de cultivos, el uso del estiércol como abono orgánico y la aplicación de técnicas de conservación de suelo, esta institución no las considera dentro de su paquete tecnológico.

Damián Huato explicó que de acuerdo con los resultados preliminares del estudio, estas técnicas aumentan la productividad 25 por ciento.

En entrevista con este medio de comunicación, agregó que según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), el país tiene un rendimiento muy bajo en el cultivo del maíz de 3.4 toneladas por hectárea, en comparación a Estados Unidos y Canadá, naciones que tienen de 9.45 y 8.51 toneladas por hectárea, respectivamente.

Señaló que lo anterior se debe a varios factores, entre ellos el subsidio que otorgan dichos gobiernos a los productores agrícolas, así como al tipo de suelo que utilizan y los recursos económicos que destinan al cultivo del grano.

Con relación al estado de Puebla, señaló, hay un rendimiento promedio todavía más bajo al nacional, el cual es de 1.9 toneladas por hectárea, debido a que para la mayoría de campesinos de la entidad la agricultura es una actividad marginal, pues no pueden vivir de la misma.

Insistió en que si el INIFAP incluyera las técnicas tradicionales en su paquete tecnológico, la productividad agrícola se incrementaría en por lo menos 25 por ciento.

Un paquete tecnológico

descontextualizado

 

Los resultados preliminares del proyecto de investigación indicaron que el paquete tecnológico del INIFAP sólo es funcional para los productores agrícolas que cuentan con terrenos de riego, los cuales representan apenas 5 por ciento del total de la superficie sembrada con maíz que hay en el estado.

Por su parte, Benito Ramírez explicó que para determinar el paquete de tecnología a utilizar en el cultivo del maíz, el INIFAP hace sus estudios en campos experimentales que no coinciden con las características de suelo y agua que tienen los terrenos en donde más de 500 mil campesinos siembran el grano en el estado.

Además, agregó, la propuesta de la dependencia federal no toma en cuenta que los campesinos no tienen los recursos económicos para adquirir los insumos recomendados, como la semilla híbrida, así como no funciona en tierras de temporal, se siembra para el autoconsumo por la falta de subsidios gubernamentales y que sólo con el forraje de la semilla criolla pueden alimentar a su ganado.

Por lo anterior, manifestó que los productores agrícolas combinan las tecnologías campesinas con las modernas que recomienda esta institución –encargada de generar y transferir conocimientos científicos y tecnológicos para el sector agropecuario y forestal– porque es la forma en que obtienen mayores rendimientos.

Concluyó que el proyecto de investigación –para el cual se realizaron más de 700 encuestas en los distritos rurales de Cholula y Libres– propondrá un paquete tecnológico para el cultivo del maíz más acorde a las condiciones sociales y económicas de los campesinos.

TANIA DAMIÁN JIMÉNEZ, La Jornada

About these ads

El tema Rubric Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 29 seguidores

%d personas les gusta esto: